PIEL GRASA

Una piel grasa se caracteriza por tener poros dilatados y problemas relacionados con la cornificación.

Existen dos tipos: la piel apagada, mate y seca con comedones (puntos negros), descamación y sensibilidad aumentada llamada seborrea seca, y la variante grasa y brillante con impurezas inflamatorias y tendencia a sufrir acné llamada seborrea oleosa / grasa.

 

El origen en ambos casos es el mismo, la hiperactividad de las glándulas sebáceas. Los tratamientos realizados en Mamen Molina regulan la apariencia de la piel con combinaciones de ingredientes activos altamente eficaces para devolver a la piel su pureza.

TRATAMIENTOS

Piel grasa con acné
Piel grasa hombres
Piel grasa seborreica
Piel grasosa